Documento sin título

Los jóvenes de contextos rurales y su relación con las TIC en San Luis, Argentina.
Aproximaciones a las prácticas y tensiones en el proceso de apropiación.

María Elisa Fornasari
Licenciada en Comunicación Social, Universidad Nacional de Córdoba (Argentina). Investigadora en la Universidad Nacional de San Luis. Becaria Conicet. Doctoranda en Universidad Nacional de Córdoba.
Correo: eli_fornasari@hotmail.com

Recibido: septiembre 201 Aprobado: enero 2014

Resumen
Este artículo aborda las maneras en que las juventudes rurales de la provincia de San Luis, Argentina, hacen significativas las tecnologías de la información y comunicación según sus trayectorias de vida. Muestra, a partir de un estudio de caso, los elementos contextuales, históricos y políticos que inciden en la apropiación y los filtros que construyen las diversas juventudes en la vinculación con estos procesos complejos. Se presentan dos grupalidades juveniles diferentes y las maneras en que experimentan las relaciones con las TIC en el cruce entre las culturas locales y los atravesamientos políticos e institucionales ligados a elementos contemporáneos globalizados.
Palabras clave: jóvenes rurales, apropiación social, culturas locales, trayectorias de vida, adjudicación de sentidos.

Resumo
Este artigo discute as maneiras em que as juventudes rurais da província de San Luis, Argentina, fazem significativas as tecnologias da informação e comunicação segundo suas trajectórias de vida. Mostra, com base em um estudo de caso, os elementos contextuais, históricos e políticos que incidem na apropriação e os filtros que constroem as juventudes na vinculação com estes processos complexos. Apresentam-se dois grupalidades juvenis diferentes e as maneiras em que experimentam as relações com as TIC no cruze entre as culturas locais e os atravesamientos políticos e institucionais unidos a elementos contemporâneos globalizado.
Palavras-chave: jovens rurais, apropriação social, culturas locais, trajectórias de vida, adjudicação dos sentidos.

Abstract
This article discusses the ways in which rural youth in the province of San Luis, Argentina, become significant technologies of information and communication as their life trajectories. From a case study, evidence contextual, historical and political factors that affect the interpretation and filters that build diverse youths in linking to these complex processes. This paper proposes two categories about rural youth and different ways to experience relationships with ICT at the crossroads between local cultures and globalized contemporary elements.
Keywords: rural youth, social ownership, local cultures, life trajectories, award senses.

Entre las culturas locales y los procesos globales

El artículo presenta, a partir de dos categorías analíticas construidas en el proceso teórico-práctico de investigación, las maneras en que los jóvenes rurales de la localidad de Juan Jorba, San Luis, Argentina, otorgan sentido a las TIC según sus trayectorias personales y elementos ligados al contexto socio histórico, político, geográfico e institucional.

Al analizar la relación Jóvenes, TIC y ruralidad, partimos de una concepción relacional de las juventudes, como noción construida socialmente que adquiere sentido en contexto (Chaves, 2006, Urteaga, 2010, Perez Islas, 2006, Feixa, 2006). Asimismo entendemos a las tecnologías como artefactos, instituciones y discursos (Cabrera, 2003) que “configuran una manera de existir, una cultura y no una simple ampliación de potencialidades ya existentes” (Schmucler 1997, p. 113).

La incorporación de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) a los ámbitos rurales se ha intensificado en los últimos años y ha generado procesos de transformación en la cotidianeidad de los sujetos que experimentan relaciones con estos dispositivos, más aún considerando las particularidades con que se constituyen los mundos rurales, las formas de habitar y sus dificultades relacionadas a infraestructura habitacional, trabajo informal, deserción escolar, entre otras. El interés que fundamenta este estudio, además de constituirse en un área de vacancia en el país (Chaves, Faur, 2000; Kessler, 2005), es indagar las posibles tensiones emergentes entre los supuestos acerca de los avances que las tecnologías traen aparejados y la apropiación que efectivamente hacen los y las jóvenes rurales atravesados por su cotidianeidad, sus experiencias prácticas y subjetivas, las constricciones y dificultades estructurales que emergen del contexto de ruralidad.

En la provincia de San Luis, el contacto que la población rural tuvo en primera instancia con las tecnologías se estableció a partir del plan San Luis Digital (detallado más adelante) que habilitó la posibilidad de “apropiación” de las herramientas tecnológicas. Entendemos a la apropiación como el proceso por medio del cual grupos sociales (…) interactúan con la propuesta cultural, económica, organizacional y de consumo del sistema hegemónico mediante formas de adjudicación de nuevos sentidos, usos y propósitos que actúan como filtros y les permite mantener su propio horizonte de comprensión del mundo (Neüman, 2008).

Partimos del supuesto que las juventudes rurales, comprendidas en tanto sujetos subalternos y diferenciados respecto a las que habitan contextos urbanos, construyen formas de apropiación características cuyas particularidades tensionan y discuten los imaginarios contemporáneos en torno a las tecnologías1. Durante el desarrollo de la investigación, el trabajo de observación y las entrevistas realizadas en la localidad, posibilitaron la emergencia de dos grupos juveniles diferentes (no únicos ni homogéneos pero sí fuertemente visibilizados) que nos interesó relacionar y comparar analíticamente a fin de aproximarnos a las formas en que se establece la apropiación en cada uno. Ambas grupalidades las delimitamos según las siguientes categorías de análisis:

• Jóvenes definidos desde su condición de estudiantes y dependiendo de las estrategias de economía familiar

• Jóvenes definidos desde sus trayectorias laborales, maternidad paternidad, e independencia respecto a la familia cercana2.

Se asume a partir de esto, la existencia de mundos juveniles diferenciados que se configuran en mutua relación y según condiciones contextuales e históricas que inciden en su conformación. De manera que no puede soslayarse la referencia al contexto que oficia de marco en el presente estudio y que se ilustra a continuación.

La investigación como construcción de sentido situada. La problemática en el aquí y ahora contextual.

Juan Jorba se ubica en las coordenadas espaciotemporales de la provincia de San Luis, Argentina, en el Departamento General Pedernera, al centro-este de la provincia.

El territorio tiene características políticas, culturales y económicas productivas que, en conjunto con el desarrollo histórico y los sujetos concretos que lo habitan, conforman el trasfondo sobre el cual se desarrolla la problemática que estudiamos de manera particular.

En relación al ámbito político provincial, importa considerar como marco general, que desde la vuelta a la democracia en el año 1983 y hasta el año 2011 ha gobernado la familia Rodríguez Saa. Actualmente se desempeña en el cargo el Contador Claudio Poggi, ex jefe de Gabinete de Ministros en 2010 y diputado provincial (2009) y nacional (2003-2009), todos ellos pertenecientes al Partido Justicialista. Este hecho, más allá de ser ilustrativo, permite dar cuenta de una concentración de poder en el círculo cerrado gobernante que viene conformándose a lo largo de estas décadas y tiene legitimidad en gran parte de la población como así también la potestad para generar políticas que movilizan prácticas y discursos en los habitantes.

En este marco, y en relación con lo trabajado en el presente estudio, importa considerar que a partir del año 1998 se comienza a delinear un Plan Estratégico pensado a 20 años, el Plan San Luis Digital, cuyo objetivo fue la incorporación de la provincia a la Sociedad del Conocimiento. A partir de ello se realizaron diversas acciones destinadas a la radicación de empresas tecnológicas en la provincia, la inversión en infraestructura, entrega de computadoras, implementación del Gobierno digital, entre otras. Esta política se torna significativa analíticamente en tanto es generadora de acciones, de construcción de sentidos y en tanto integra como destinatarios a los sectores rurales y las juventudes, protagonistas que actúan, piensan y se expresan a partir de la posición que ocupan en el concierto provincial más amplio.

Otro de los elementos que caracteriza a la provincia y que se relaciona directamente con el sector rural que abordamos, tiene que ver con lo económico productivo. En relación a ello, vale destacar que ha sido muy importante para la vida provincial la política de promoción industrial implementada en la década del 80 y que comprende incentivos fiscales, creación de una zona franca, provisión de infraestructura de servicios en parques industriales, entre lo más significativo. A partir de allí, la actividad manufacturera creció por los estímulos a la inversión y la consecuente radicación de empresas de diferentes rubros, no obstante lo cual los datos censales muestran que a la par ha crecido el subempleo o el empleo informal. La actividad agro-ganadera, por su parte, es un subsector de importancia para la provincia que de ser fundamentalmente ganadera impulsó el área agrícola, especialmente con la incorporación de la soja y el paquete tecnológico (cultivos modificados genéticamente resistentes a los agroquímicos). Ello trajo aparejado algunas modificaciones, no sólo en las cadenas productivas sino en las formas de vida de los pobladores rurales, en sus actividades, en las formas del trabajo con la tierra y en la movilidad hacia áreas más urbanizadas.

Este es el marco general que contiene la problemática que analizamos y desde donde se desprende el estudio de caso. Las condiciones político-culturales y las características económicas de la provincia y la población, inciden en las posiciones que cada cual ocupa en lo social, posibilitando relaciones y generando u obstaculizando oportunidades. De tal manera, el lugar que los jóvenes otorgan a la tecnología se encuentra estrechamente vinculado a estas condiciones, no sólo porque las TIC adquieren sentido según el contexto en el que se incorporan sino porque tanto las condiciones estructurales como geográficas y políticas, definen posibilidades de vida a partir de las cuales el sujeto otorga diversos grados de importancia a las TIC.

Las categorías construidas como correlato de la realidad social

El trabajo de campo con los jóvenes pobladores de la localidad en diversas situaciones de vida (escolarizados, trabajadores temporarios, padres/madres, trabajadores formales en relación de dependencia, etc.), dio cuenta de la existencia de dos grandes grupos dinámicos pero posibles de visualizar.

La primera categoría la definimos como jóvenes estudiantes y dependientes de la estrategia económica familiar. Los sujetos que son parte de este grupo en su mayoría asisten a la Escuela 411 de Juan Jorba y transitan sus biografías personales dentro del seno familiar. Éstos dependen principalmente de sus padres y se encuentran atravesados por los ciclos productivos familiares, especialmente si habitan en parajes (campos aledaños a la localidad) donde las actividades relacionadas a la producción rural son marcadamente mayores respecto a las familias que habitan en el pueblo. Estos jóvenes definen su condición juvenil en relación a las actividades que realizan los padres, la situación económica, la relación con sus pares y las prácticas que desarrollan (generalmente vinculadas al deporte). La vida cotidiana transcurre fundamentalmente entre el tiempo dedicado a la escuela y aquel que dedican a la colaboración en las actividades de la casa y la reunión con pares.

La segunda categoría, jóvenes definidos desde trayectorias laborales, maternidad/paternidad e independientes de la economía familiar, la constituyen aquellos jóvenes cuya condición se vincula a elementos que trascienden la etapa de escolarización y la dependencia de los padres. La pensamos definida fundamentalmente en relación a jóvenes que trabajan (actividades diferentes a las que ellos mismos consideran como colaboración familiar) y a jóvenes que han atravesado por la experiencia de ser padres/madres.

Respecto al trabajo como dimensión constitutiva de este grupo, en Jorba, ciertos jóvenes realizan “changas” en el pueblo, se emplean como trabajadores temporarios en actividades relacionadas a la época de cosecha o bien como puesteros en los campos de alrededor. Otros reciben un Plan de Inclusión Social que otorga el Gobierno provincial a partir del cual debieran contraponer al sueldo una actividad, lo cual no siempre se cumple. Respecto a la situación escolar, muchos han abandonado el estudio para trabajar, producto de una decisión personal o como imperativo económico o familiar. Por su parte, diversas actividades (tractoristas, bolseros, puesteros, etc.) se relacionan directamente con el hombre, existiendo un sesgo de género que reproduce lógicas ligadas a un mandato cultural (Durston, 1998) en cuanto al lugar central ocupado por el jefe de familia en el ciclo productivo familiar y la posición que cabe a la mujer más relacionada con la maternidad y el ámbito doméstico.

Estas características inciden en la definición de las múltiples juventudes que existen y definen asimismo subjetividades y prácticas en torno a las tecnologías. De manera que la relación con las TIC y los usos que se establecen no son ni lineales ni posibles de pensar a priori y presentan particularidades afines al contexto rural y los grupos caracterizados.

Algunas consideraciones sobre la naturaleza de la apropiación ¿Qué idiosincrasias emergen?

Ambas grupalidades que definimos como parte de las juventudes de Jorba se relacionan de diferente manera con la computadora e internet reforzando la idea de la heterogeneidad de juventudes.

Los jóvenes definidos desde su condición de estudiantes y dependiendo de las estrategias de economía familiar realizan un uso más colectivo de las herramientas ya que al momento de conectarse y relacionarse lo hacen en grupos, en presencia de pares, siendo los programas operativos los más utilizados para las tareas escolares y la red Social Facebook y los portales de búsqueda los usos más comunes que hacen de internet. Los espacios donde desarrollan la práctica se ha modificado en virtud de las posibilidades técnicas. En este sentido, la municipalidad y la plaza principal oficiaron en un primer momento de lugar de encuentro y uso de las tecnologías por ser los espacios donde la presencia de antenas wifi permitió la conectividad. A medida que la instalación de antenas creció, los espacios se fueron modificando y diversificando en función de las preferencias personales.

“-(…) ¿Se conectan solos o con alguien más?

“Cuando estamos acá en la escuela sí estamos todos sobre una compu. Vamos, pedimos una compu y estamos un ratito cada una”. (Sofía, 16 años)

-¿Qué piensan que les ha aportado la compu?

“No cambiaron tantas cosas pero está bueno que las hayan dado”. (Yanina, 16)

-“Yo la uso sobre todo acá (en la escuela), afuera uso la de mi hermana. Por ejemplo en la casa de mi abuela había una antena cerca pero agarraba solamente en la de mi hermana (compu que se compró ella). En el campo no hay antena y estamos por comprar un modem”. (Sofía, 16)

Respecto al uso que los jóvenes hacen de las TIC en el ámbito escolar- ámbito donde la institución ejerce incidencia en los tiempos de uso y en las aplicaciones y programas- se establece una apropiación “no formalizada” que transita los intersticios institucionales (Medina, 2010) y se vincula a un uso compartido, diferente al establecido y en el que se valora la pertenencia generacional.

Por su parte, los jóvenes definidos desde sus trayectorias laborales, maternidad/paternidad, e independencia respecto a la familia cercana, se relacionan de manera diferente con las TIC. Si bien reconocen utilizar asiduamente la red social Facebook, lo hacen de manera individual y en el ámbito de sus hogares. En gran medida además, se vinculan a las herramientas a partir de las tareas escolares de sus hijos/as. Estos jóvenes otorgan sentido a las TIC en función de las prácticas laborales que desarrollan. Aquellos jóvenes cuyo trabajo requiere mayores habilidades en el uso de tecnología desarrollan una conciencia mayor respecto a su importancia. Asimismo valoran la presencia de los artefactos tecnológicos y las posibilidades unidas a ellos más allá de las funciones de entretenimiento y comunicación.

“Nosotros seguimos los expedientes municipales por acá (…) Esta compu es viejita pero sirve para un montón de cosas. Hay cosas que necesitamos mandar, todo el tema de vivienda nos manejamos en catastro desde acá, sin viajar (…)” (Cecilia, empleada de la municipalidad, 29).

En el caso que sus trayectorias vitales estén ligadas a las prácticas rurales tradicionales (bolseros, tractoristas, puesteros) y/o habiten en los campos cercanos, el sentido que construyen alrededor de la tecnología se relativiza respecto a otras prácticas que consideran más relevantes para su cotidianeidad. Por su parte, las jóvenes madres se expresan en relación a las herramientas tecnológicas y sus usos en función de las prácticas que desarrollan sus hijos/as, considerando las experiencias de ellos como propias.

Ahora bien ¿Qué elementos concretos operan en los sentidos que construyen y en las prácticas que desarrollan en torno a las TIC?

Uno de estos elementos es el ciclo vital (Durston, 1998) y cuán ligado esté a las actividades rurales tradicionales. En trayectorias de vida atravesadas fuertemente por estas últimas, donde la estrategia económica familiar ocupa un lugar central en la experiencia y prácticas del joven, la importancia otorgada a las tecnologías se relativiza.

Otro de los elementos que opera en la construcción de sentidos en torno a las tecnologías es la presencia institucional. Entendidas como “conjuntos de relaciones que atraviesan y/o confluyen en un mismo espacio (…)” (Kaminsky, 1994) facilitan ciertas prácticas, oportunidades, producción y circulación de discursos en torno a las tecnologías y obstaculizan otros. El ámbito político-gubernamental es otro actor institucional que condiciona la producción de sentidos, especialmente a partir del Plan San Luis digital y la presencia que evidencia en los diversos espacios locales.

Finalmente, lo geográfico es otro elemento que condiciona las maneras en que se establece la relación cotidiana con las tecnologías. Las diferencias que se manifiestan entre los jóvenes que habitan en el pueblo (cuyas experiencias diarias se evidencian atravesadas fuertemente por el uso de las TIC) respecto a aquellos que viven en los campos aledaños donde no existe conectividad y las actividades están en su mayoría ligadas a la producción rural, dan cuenta de lo geográfico como un condicionante. En estos últimos casos, lo doméstico adquiere un lugar preponderante en la subjetividad juvenil y se relativizan las TIC y sus posibilidades en relación a las demás prácticas de índole cotidiana. Aquí lo geográfico se vuelve simbólico (Castro Nogueira, 2005) e imposible de soslayar como elemento que caracteriza la ruralidad.

Construcción de sentidos: entre las prácticas cotidianas y la subjetividad juvenil

“En los primeros tiempos usábamos más. Una vez me encontraron en el Facebook en clases. Pero recién me lo abría asi que estaba adicta. Ahora ya me aburre, es siempre más o menos lo mismo. Entro a ver las publicaciones de los otros” (Sofía, 16 años).

Los jóvenes de Juan Jorba, ya sea identificados en una u otra de las categorías analíticas, reconocen el valor que las tecnologías representan para sus vidas a la vez que han descubierto diversas aplicaciones y posibilidades vinculadas a su uso. No obstante ello experimentan una dificultad para verbalizar estos cambios, lo cual tiene relación por un lado con haber naturalizado la presencia de las tecnologías en su cotidianeidad y por el otro, con los condicionamientos que imprime el contexto y la cultura local, en el que no se han tornado socialmente significativas para la subjetividad de los habitantes porque no se conciben como ligadas necesariamente a las actividades fundamentales de la localidad. Además de estos factores, son pensadas como posibilidad para las generaciones más jóvenes o futuras, relativizando su importancia en el presente.

Tanto en uno como en otro caso, el uso de la tecnología se inscribe dentro de un entramado que implica tener en cuenta la importancia de lo cercano, de los espacios compartidos más allá de lo virtual y que se relaciona a la manera en que los jóvenes de Juan Jorba experimentan su cotidianeidad.

Los discursos que expresan los jóvenes, sus prácticas y la manera en que perciben sus oportunidades de vida en la ruralidad, demuestran una valoración de las relaciones personales y el atravesamiento de las actividades laborales, que ocupa un lugar importante en la vivencia diaria. En esta dinámica, el vínculo con las TIC queda atrapado en otro lugar, se separa de estas rutinas que hacen a la existencia misma y pasa a ocupar el espacio relacionado al entretenimiento, creándose un sentido que, si bien otorga importancia a las herramientas tecnológicas, no lo hace como un elemento significativo para sus rutinas locales ligadas a las experiencias vitales.

Si bien estos jóvenes han modificado sus realidades porque han incorporado otras prácticas hasta el momento no cotidianas como la participación en las redes sociales, la posibilidad de chatear y relacionarse mediados por la computadora, ello, no obstante, sin perder otras prácticas y formas de vida propias de su contexto rural. Esto último se evidencia en la consideración de que el tiempo fugaz y fragmentario que incorporan las tecnologías se experimenta siempre atravesado por el ritmo de su cotidianeidad.
Sostenemos, a partir de lo desarrollado, que las dinámicas cotidianas ligadas especialmente a las actividades laborales dentro y fuera de la familia, los atravesamientos institucionales y su presencia en la vida de los jóvenes de Jorba (escuela, familia), más los lugares que ocupa el varón y la mujer en la localidad, son los aspectos más significativos para comprender cómo se construyen los sentidos en torno a las TIC y la multiplicidad de factores que inciden en la apropiación.

Orientando la mirada hacia los posibles vacíos y posibilidades, consideramos que no existen por el momento proyectos e iniciativas tendientes a generar acciones colectivas a través de las TIC, que tengan como protagonistas a los y las jóvenes. No se han desarrollado acciones organizadas tendientes a visibilizar los intereses y expectativas de las juventudes, basadas en las experiencias cotidianas y en lo que ellos consideran como significativo.

Algunas consideraciones finales

El mapa que trazamos a partir del trabajo de investigación permite aseverar los siguientes puntos:

En primer lugar, las particularidades que adquiere la apropiación de las tecnologías por parte de los y las jóvenes de Jorba es un proceso que se presenta diferente en las áreas urbanas. Si bien los límites entre campo-ciudad se hacen borrosos porque las distancias se acortan, las actividades se diversifican e intercambian, no obstante lo cual existen elementos propios de la vida rural que siguen operando para que las maneras de apropiación de las TIC sean diferentes en un espacio y el otro ¿Cuáles son estos elementos? Hablamos específicamente de lo geográfico- especialmente en relación a las distancias de los parajes y la no conectividad a Internet que marca limitantes respecto a las prácticas que pueden o no realizarse con la tecnología y modifican los sentidos e importancia que se da a ésta. En los contextos urbanos la dimensión geográfica como condicionante se relativiza. Hablamos además de las idiosincrasias rurales que están presentes en los procesos de apropiación y funcionan a la manera de filtros a partir de los cuales se renegocian los sentidos dados a las TIC según pautas propias y generan tensiones con las miradas que instituyen las bondades de incorporarse a la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

La diferencia entre la apropiación en áreas rurales respecto a contextos urbanos, tiene que ver asimismo con situaciones culturales. Para ilustrar esto, presentamos las dos categorías juveniles creadas en el proceso de investigación según las cuales dimos cuenta de la multiplicidad de mundos juveniles rurales.

También reconocimos a la apropiación rural de las TIC ligada al lugar que ocupa el joven dentro de la familia- de colaboración en las tareas de economía familiar o doméstica en el caso de los más chicos o como jefe de familia en el caso de los jóvenes independizados del ámbito familiar. Vinculamos la apropiación con el valor que se da a las relaciones de co-presencia y la reunión con los pares como espacio preferencial de construcción de subjetividades juveniles en lo rural. La diferencia con los usos que se hace de las TIC en la urbanidad tiene relación, además, con el lugar del varón y la mujer. En este caso, el varón que trabaja en el campo de forma temporaria, poco experimenta la relación con la tecnología de manera que se vuelva significativa. Si bien los matices de género existen independientemente de los contextos urbanos- rurales, las aproximaciones empíricas dieron cuenta que la diferenciación entre los espacios y roles que ejerce y son asignados al varón y la mujer, están mayormente diferenciados y sancionados en el ámbito rural. Asimismo, las jóvenes madres utilizan la herramienta e internet especialmente para comunicación y recreación, lo cual se vincula a las perspectivas y oportunidades diferenciadas que tienen respecto al trabajo, a la formación y al consumo en relación a las mujeres que habitan la ciudad.

En segundo lugar, consideramos que la apropiación tiene relación con la“naturaleza diferencial de la constitución del mundo juvenil” en la ruralidad (Díaz Duran,1986;Cangas,2003) vinculada a las particularidades que presentan los y las jóvenes de Jorba (siendo extensivo al universo rural más amplio) en relación a: el valor de lo cercano y las relaciones con sus pares, el atravesamiento de los ciclos de vida familiares en cuanto a sus prácticas cotidianas, maternidad a temprana edad, las dificultades para culminar los estudios y para establecerse laboralmente- la mayor parte no es propietario de tierras y por lo tanto sus perspectivas en cuanto a trayectorias futuras están escasamente vinculadas a las posibilidades productivas de la zona.

Es en este contexto en que los jóvenes de la localidad se relacionan con la tecnología según pautas propias que construyen intersubjetivamente con sus pares y que se encuentran mediadas por instituciones que funcionan como organizadoras de prácticas, tal es el caso de los ámbitos escolares y familiares.

Para ilustrar el proceso de apropiación completo, lo antedicho se complementa con la posibilidad siempre presente de resignificación. La táctica de los jóvenes en tanto grupos subalternos que filtran con una “inventividad propia” (De Certeau, 1990) para modificar o resignificar los sentidos según su situación. Si bien es una acción tácita y en su mayoría inconsciente, logra trascender lo instituido, lo pensado a priori, lo que desde las instituciones o los ámbitos de poder se consideran usos esperados, para establecer sus propias rutinas basadas en las particularidades de las juventudes rurales, el lugar que ocupa en el espacio local, la hibridación con lo que se ofrece desde la cultura urbana y lo que viene heredado de su memoria histórica. Los jóvenes de Jorba valoran las TIC y han modificado prácticas al mismo momento que las relativizan en relación a sus experiencias cotidianas.

De manera que se establecen formas culturales diferenciadas, en este caso en cuanto a las relaciones con y desde las TIC que son propias de la condición juvenil rural y que marca tensiones respecto a los imaginarios que sobre la tecnología prevalecen en la actualidad.

Bibliografía

Cabrera, Daniel. (2003) “Las ´nuevas tecnologías´ como significaciones imaginarias”. En Revista de Comunicación. Vol.1 pp. 6-24.

Castro Nogueira, Luis. (2005) ¿En qué espacio habitamos realmente los hombres? Revista de Estudios Sociales. 22. CESO, Centro de Estudios Sociales, Universidad de los Andes, Bogotá: Colombia

Chaves, Mariana. “Juventud negada y negativizada. Representaciones y formaciones discursivas vigentes en la Argentina contemporánea” Última Década Nº 23, CIDPA Valparaíso, Diciembre 2005, PP. 9-32

Chaves, Mariana, Faur, Leonor (2006) Investigaciones sobre juventudes en Argentina: estado del arte en Ciencias Sociales. DINAJU- IDAES. La Plata

De Certeau, Michel (1990) La invención de lo cotidiano. Artes de Hacer. Nueva edición. El oficio de la Historia. Universidad Iberoamericana. México.

Durston, John (1998). Juventud y desarrollo rural: marco conceptual y contextual. Serie políticas sociales 28. Comisión económica para América latina y el Caribe.

Feixa, Carles (2006) Generación XX. Teorías sobre la juventud en la era contemporánea. Revista latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud. Vol. 4 nº2.

González Cangas, Yanko (2003). “Juventud Rural: Trayectorias Teóricas y Dilemas Identitarios”. Revista Nueva Antropología Vol. XIX Nº 63, México D.F. pp. 153-175

Kaminsky, Gregorio (1994). Dispositivos institucionales. Democracia y autoritarismo en los problemas institucionales. Buenos Aires: Lugar Editorial.

Kessler, Gabriel (2005). Estado del arte de la investigación sobre juventud rural en América Latina. Diciembre

Neüman De Sega, María Isabel (2008) “La apropiación tecnológica como práctica de resistencia y negociación en la globalización”. En G. Cimadevilla (Comp.) Comunicación, tecnología y desarrollo: Trayectorias. Universidad Nacional de Río Cuarto. CICOM- UNRC.

Peréz Islas, José Antonio; Valdez, Mónica; Suárez, María H. (2008) Teoría sobre la juventud, Las miradas de los clásicos, UNAM, Miguel Ángel Porrúa, México.

Urteaga Castro Pozo, Maritza. (coord.) (2009). “Juventudes, culturas, identidades y tribus juveniles en el México contemporáneo”. En: Diario de Campo Suplemento nº 56. Instituto Nacional de Antropología e Historia. Publicación interna Consultado en sitio Academia.edu http://www.academia.edu/1004806/INVITED_PAPER_Juventudes_culturas_identidades_y_tribus_juveniles_en_el_Mexico_contemporaneo

Schmucler, Héctor. (1997) Memorias de la comunicación. Buenos Aires, Ed. Biblos.

Referencias

1   Nos referimos a la matriz imaginaria en torno a lo tecnológico pensado como advenimiento, como promesa cumplida y destino inexorable (Cabrera, 2003).

2   Denominamos familia cercana a la constituida por padre, madre e hijos/as independientemente que pueda estar conformada por otros miembros (abuelos, parejas, etc.). Cuando hablamos de independencia de la familia cercana nos referimos a los casos en que el o la joven realiza actividades por su cuenta, no vinculadas al trabajo familiar independientemente de si reside o no en la misma vivienda.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2014 Chasqui. Revista Latinoamericana de Comunicación

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

convocatorias

Es una edición cuatrimestral creada y editada por CIESPAL.
Av. Diego de Almagro N32-133 y Andrade Marín.
Quito-Ecuador.

Síguenos en:

convocatorias

convocatorias

Revista Chasqui 2018
está bajo Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.