Documento sin título

Principales estudios realizados sobre la representación de las minorías en la ficción televisiva

María MARCOS RAMOS
Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad del País Vasco y doctora en Comunicación Audiovisual en la Universidad de Salamanca. Es miembro colaboradora del Observatorio de Contenidos Audiovisuales de la Universidad de Salamanca donde participa en diferentes investigaciones sobre medios de comunicación y minorías étnicas. Sus líneas de investigación actuales son la alfabetización mediática, la ficción cinematográfica y la imagen de los inmigrantes en la ficción nacional, tema sobre el que ha realizado su tesis doctoral. Entre sus publicaciones más recientes están los artículos Ficción audiovisual, inmigración y prejuicio, Bones, mucho más que huesos y La construcción de la imagen del inmigrante en la ficción televisiva de prime time y la realización del documental –guion, montaje y dirección- Análisis de la imagen de la inmigración en la ficción televisiva de prime time.
Correo: mariamarcos@usal.es

Resumen
El presente artículo pretende realizar un recorrido por los principales estudios internacionales realizados, principalmente en los Estados Unidos, sobre la representación de las minorías étnicas en la ficción televisiva. Conocer los principales estudios e investigadores permitirá saber qué representación se está ofreciendo de la migración en los medios de comunicación, en especial en la televisión. Este artículo pretende acercar al lector a los principales estudios realizados así como a las conclusiones a las que se llegaron.
Palabras clave: minorías, televisión, representaciones sociales, análisis de contenido.

Recibido: enero 2014 Aprobado: julio 2014

 

Main studies on the representation of minorities in the TV fiction

Abstract
The present article tries to provide the overview of the principal international studies produced, mainly in the USA, on the representation of the ethnic minorities in the fictional television. Knowing the most important studies and investigators will enable us to know what is the representation of the migration in the mass media and especially in the television. This article tries to make the reader aware of the main studies produced so far as well as the conclusions we drew.
Key words: minorities, television, social representations, content analysis.

Principais estudos sobre a representação das minorias na ficção da TV 

Resumo
Este artigo tem como objetivo fazer um tour dos principais estudos internacionais, principalmente os EUA, sobre a representação das minorias étnicas na ficção televisiva. Conhecer os principais estudos e pesquisadores vão saber o que está sendo oferecido representação da migração na mídia, especialmente na televisão. Este artigo tem como objetivo trazer o leitor para os principais estudos e as conclusões que foram alcançadas.
Palavras-chave: minorias, televisão, representações sociais, análise de conteúdo.

 

Estudios sobre la representación de las minorías en los medios de comunicación

El racismo y el prejuicio no son hechos aislados que se dan solo en la vida cotidiana sino que forman parte de la más amplia realidad, aquella que se da en el día a día, favorecida por políticas sociales excluyentes, respaldada por instituciones públicas y mostrada en los medios de comunicación que favorecen ciertos discursos en detrimento de otros (Van Dijk, 2003; Wagner, Holtz, & Kashima, 2009). Van Dijk (2008) señala que lo que se sabe y se opina de los “otros” tiene su origen en varios discursos públicos de la sociedad: las historias infantiles, la televisión, los libros de texto, la literatura, el discurso político y, sobre todo, los medios de comunicación social. No se debe olvidar que gran parte del conocimiento que se tiene acerca del mundo y de la sociedad proviene de los medios de comunicación de masas (Luhmann, 2000). De ahí que desempeñen un papel fundamental a la hora de definir el fenómeno de la inmigración. En este sentido, se han manifestado estudiosos como Smitherman-Donaldson y Van Dijk quienes consideran que el papel del lenguaje y del discurso es vital “en la reproducción de la opresión racial y del control de los negros y de otras minorías” (1988, p. 22), debido al rol privilegiado que el grupo dominante tiene en los medios de comunicación.

Como señala Arjum Appadurai (1996), aunque las migraciones no son un fenómeno nuevo, su tratamiento en los medios sí lo es, ya que origina una inestabilidad diferente en la producción de las subjetividades modernas. Los medios de comunicación son muy importantes en las sociedades contemporáneas porque “no sólo transmiten y definen la información del entorno en el que se desenvuelven, sino que, incluso, pueden crear y/o modificar corrientes de opinión bajo determinadas circunstancias de crisis o momentos de incertidumbre […], como, por ejemplo, los que vivimos en la actualidad” (Álvarez Gálvez, 2010, p. 95).

Por todo esto, es lógico que hayan sido numerosos los estudios que se han encargado de analizar el papel de los medios de comunicación en lo referente a la inmigración1. No se debería olvidar que los medios de comunicación son uno de los principales agentes de información de gran parte de la sociedad, configurando uno de los medios por los que las personas construyen su visión del mundo. Los medios intentan representar la realidad, si bien no es una tarea sencilla, ya que, ¿qué se entiende por representación? Son muchos los teóricos que se han interrogado sobre este concepto (Moscovici, Jodelet, Wagner, Doise, Pérez, etc.), analizando si las representaciones son un reflejo del mundo. En este sentido, Moscovici y Hewstone afirman que “aquí y allá existe una tendencia a considerar que las representaciones sociales son reflejo interior de algo exterior, la capa superficial y efímera de algo más profundo y permanente. Mientras que todo apunta a ver en ellas un factor constitutivo de la realidad social, al igual que las partículas y los campos invisibles son un factor constitutivo de la realidad física” (Moscovici & Hewstone, 1988, p. 170).

El objetivo principal de este estudio es recopilar las principales investigaciones realizadas en el campo anglosajón centradas en analizar la representación de las minorías étnicas en la ficción televisiva. De este modo se podrán contestar de forma paralela las siguientes preguntas de investigación: ¿Cómo están representadas las minorías étnicas en la ficción televisiva? ¿Ha variado esta representación a lo largo de los años? ¿Qué minorías étnicas están mejor representadas? ¿Cuáles están peor? ¿Es análoga esta representación a la realidad?

Metodología

El presente artículo pretende trazar y sintetizar los principales estudios realizados en EE.UU. en torno al análisis de la representación de las minorías étnicas en la ficción televisiva. Mediante el estudio de análisis de casos y la síntesis de los métodos empleados, las muestras utilizadas y las principales conclusiones obtenidas, se pretende dibujar una retrospectiva a las investigaciones más relevantes en este campo. Evidentemente, la muestra de estudios seleccionados no es, ni puede ser, rigurosa y exhaustiva, pues son muchos los estudios realizados en torno a esta temática, pero sí pretende acercar y compilar las investigaciones más relevantes realizadas en los años noventa y principios del 2000. El último estudio analizado data del 2007, lo que se podría considerar reciente ya que, para analizar y trabajar con muestras tan amplias, se necesita tiempo. También deben ser tenidos en cuenta los tiempos de publicación por lo que la inmediatez con la que estos datos deberían ser analizados tiene que dilatarse por diversos factores ajenos a la propia investigación en muchos casos.

Los estudios seleccionados han destacado por haber analizado muestras lo suficientemente amplias para extraer conclusiones relevantes en el campo de la Comunicación. Además, las metodologías utilizadas han servido a otras investigaciones, lo que les confiere un valor añadido ya que muchos estudios son relevantes tanto por las conclusiones extraídas como por la metodología empleada.

La inmigración en la ficción televisiva

La preocupación por la inmigración ha sido una constante en la sociedad, tal y como se puede observar en los numerosos estudios que se han realizado de esta temática desde diversas perspectivas. Si bien es cierto que cuando empieza a investigarse desde las ciencias sociales, los principales estudios se centran en analizar las diferencias entre blancos y negros. Esta situación puede observarse al estudiar, por ejemplo, las diferentes definiciones de racismo. McConahay y Hough definen el racismo simbólico como la expresión, en términos de conductas simbólicas y símbolos ideológicos, del sentimiento de violación de valores por parte de los grupos objeto del prejuicio, en los que “prima el sentimiento de que los negros están violando valores apreciados, o que están demandando cambios en el estatus de su grupo que no están justificados” (1976, p. 38).

Los estudios de McConahay y Hough se desarrollaron en EE.UU. en los años setenta, donde estaba en boga estudiar el racismo en clave de blancos vs. negros. A medida que otros grupos han ido ganando peso en la sociedad americana, como los latinos, los estudios han ido cambiando su objeto de estudio hacia otras minorías étnicas. De ahí la proliferación de estudios en los que se analiza la presencia de este colectivo en los medios de comunicación en los años noventa y principios del 2000.

Los primeros estudios realizados en las ciencias sociales y comunicación centrados en analizar la representación de las minorías en los medios tomaron como objeto de análisis la prensa escrita. A medida que la televisión ha ido ganando protagonismo en la vida de las personas, convirtiéndose en la principal fuente de información, han sido más numerosos los estudios que han analizado la imagen de las minorías étnicas en la televisión2. Especialmente importantes han sido los dedicados a los programas de ficción, que son uno de los espacios más consumidos por parte de los espectadores. Los primeros estudios realizados en los años sesenta y setenta (Gerbner, 1993; B. S. Greenberg, Mastro, & Brand, 2002b) señalaron que los grupos minoritarios “han sido infra-representados y estereotipados en sus retratos y han desempeñado normalmente roles menores y con ocupaciones de bajo estatus” (Tamborini, Mastro, Chory-Assad, & Huang, 2000, p. 641).

Las investigaciones realizadas en los ochenta vienen a confirmar esta tendencia aunque ya apuntan que ciertos colectivos han ido ganando protagonismo y visibilidad. A partir de los años noventa, a medida que las minorías étnicas ganaron protagonismo en la sociedad, su presencia televisiva fue más importante, y, aunque los roles mayoritarios seguían siendo negativos, había más personajes de minorías étnicas que realizaban roles más aceptables socialmente (B. S. Greenberg, Mastro, & Brand, 2002a)(Brand & Greenberg, 1996a).

El análisis de contenido ha sido la técnica de investigación más usada por parte de los investigadores de esta temática, centrándose mayoritariamente en estudiar el medio televisivo por encima de otros medios. Tal y como indican Brand y Greenberg, “la investigación sobre minorías y media todavía se apoya fuertemente en el análisis de contenido y en la especulación sucesiva, en lugar de hacerlo sobre la demostración de los impactos de aquel contenido” (Berry, 1980b). Si bien es cierto que las investigaciones basadas en esta técnica han ido evolucionando y ya no se limitan a los recuentos, ya que se “han hecho análisis de exploración de los comportamientos de rol de los personajes televisivos que se dirigen a los tipos de interacción ocurrentes entre razas dentro de los programas (…) y examinan distintas áreas de contenido” ((Brand & Greenberg, 1996a, p. 406). Así, se han realizado análisis de contenido que pueden englobarse en tres grandes categorías: análisis de la programación ficcional en horario de prime-time; análisis de la publicidad; y estudios encargados de analizar la información televisiva.

Gracias a los diferentes estudios realizados, se ha podido observar cómo ha evolucionado el número de personas pertenecientes a minorías étnicas e inmigrantes que han aparecido a lo largo de los años en la televisión, así como la imagen que de ellos se daba. De este modo, se ha podido saber que la introducción de estas minorías ha atravesado varias fases, tal y como ha indicado Berry (1980). Así, desde su aparición hasta los años sesenta, los personajes negros, de los que mayor número de estudios se han hecho, estaban caracterizados con estereotipos relacionados con la pereza, estupidez e ineptitud. En la segunda fase, de mediados de los sesenta hasta principios de los setenta 70, los personajes negros tenían rasgos más positivos. De los años setenta hasta los ochenta, los negros eran representados de un modo más realista en los programas protagonizados por negros. Así, se han observado dos prácticas muy habituales en la televisión: “la concentración de negros en un puñado de programas de comedia y su aislamiento en medio de oleadas de no-negros tanto en programación como en publicidad. Ninguno de los dos casos aporta demasiada interacción interracial a efectos de modelo potencial para los espectadores” (Brand & Greenberg, 1996a, p. 409). Si tenemos en cuenta la cantidad, la mayoría de los análisis de contenido realizados indican que hay una infrarrepresentación de personas negras en la televisión en comparación con la demografía real. A pesar de que la representación ha ido aumentando a lo largo de los años –del 6 al 9% de 1970 a 1980, el porcentaje de población era superior, entorno al 11%- sigue siendo inferior a la real (Brand & Greenberg, 1996; Gerbner & Signorielli, 1979; Gerbner, 1993). Asimismo, si se analiza el papel de los personajes negros, estos estudios han concluido que el papel de los personajes negros ha estado relegado a roles de secundarios y centrado en las comedias de situación (Gerbner & Signorielli, 1979b; Signorielli, 1984), además de en ficciones protagonizadas exclusivamente por personajes negros. Los estudios más recientes indican que los personajes negros han logrado una equivalencia con respecto al número de roles, la calidad y la variedad.

Otras minorías étnicas, como los latinos, los nativos americanos y los asiáticos americanos, han sido en menor número de ocasiones objeto de estudio. Sin embargo en los últimos años sí ha sido mayor la investigación realizada en torno a los latinos, debido al gran peso social que han ido adquiriendo en EE.UU. Los primeros estudios de análisis de contenido centrados en este colectivo indicaron que el porcentaje de participación de los latinos se situaba entre el 1.5 y el 2.5% de la población televisiva (Gerbner & Signorielli, 1979), realizando papeles de agentes de la ley y criminales. Los estudios realizados en los años noventa han indicado que los latinos siguen estando infrarrepresentados (un 3%) comparado con la demografía real (un 12%) (D. E. Mastro & Greenberg, 2000), además de realizar roles de secundario. En el caso de los asiáticos americanos, recientes estudios han indicado que aparecen infrarrepresentados en la televisión, al igual que los nativos americanos (D. E. Mastro & Greenberg, 2000).

Estudios realizados

Una línea de investigación importante y relevante es la que se encarga de analizar la representación de las minorías étnicas e inmigrantes –afroamericanos, latinos, asiáticos americanos y nativos americanos- en la ficción televisiva de EE.UU. (B. S. Greenberg et al., 2002b; D. E. Mastro & Greenberg, 2000). En algunas de estas investigaciones se ha utilizado la técnica metodológica de análisis de contenido, tomando como modelo las investigaciones realizadas por Gerbner y colaboradores, para poder saber cómo son representadas las minorías étnicas en la ficción norteamericana.

Uno de los primeros estudios fue el realizado por Greenberg y Collette (1997) en el que analizaron 1.757 personajes principales –según las variables género, edad, raza/etnia y ocupación- de la programación televisiva entre 1966 y 1992. Su estudio, de carácter longitudinal, se basó en las conclusiones que otros investigadores habían obtenido (Atkin, 1992; B. S. Greenberg, 1980; B. Greenberg, 1982; Lemon, 1977; Roberts, 1970) en las que se indicaba que determinados grupos sociales están subrepresentados, estereotipados o erróneamente retratados cuando son representados por personajes televisivos. Gracias al carácter longitudinal del estudio, se pudo analizar no solo los nuevos personajes sino también los cambios introducidos en los personajes ya asentados en la ficción. Para obtener la muestra de análisis se utilizaron las guías de programación así como las biblias de los programas a analizar, utilizando para ello la descripción textual y el material gráfico que acompañaba a cada uno de los programas de la muestra.

Una vez analizada la etnia de todos los personajes según la descripción que aparece de ellos en la guía televisiva, los investigadores detectaron que el 88% eran blancos, un 10% africano-americanos, menos del 1% hispanos, asiáticos y americanos nativos. De los 1.757 personajes, solo 12 asiáticos y 13 hispanos pudieron ser identificados como protagonistas. Además, si se comparaba la proporción de personajes negros y blancos a través de estos 27 años, en las 14 temporadas analizadas, los blancos comprendían el 90-99% del total. A partir de 1968-1970 los personajes negros incrementaron para volver a disminuir en 1973-1974. A partir de 1984, los porcentajes oscilaron entre el 10% de 1987 al 24%, con un promedio de 15% de nuevos personajes de etnia negra. A lo largo de las décadas3, se ha experimentado un aumento de personajes negros en los programas analizados. Sin embargo, los personajes asiáticos ha disminuido hasta el punto de no haber ningún personaje de esta etnia en la década de los noventa, lo que va en contra de los datos de población de Estados Unidos que muestran una tendencia al alza desde el 1.6% en 1980 a 2.9% en el censo de 1990. Los personajes hispanos tuvieron una disminución similar después del aumento leve al 1% en la década de 1970 a menos de la mitad que el porcentaje en la década de 1990, a pesar de que la población hispana comprende el 9% de la población de EE.UU.

Dana E. Mastro ha realizado numerosas investigaciones en torno al papel de los medios de comunicación en los procesos de formación de estereotipos. Una de sus líneas de investigación se centra en la representación de los grupos étnicos, particularmente los latinos, en la televisión, estudiando cómo influyen los estereotipos en los espectadores. En un estudio realizado con Greenberg (D. E. Mastro & Greenberg, 2000), se han encargado de analizar las representaciones minoritarias en televisión e identificar los atributos predominantes de estas representaciones y cómo pueden afectar a la percepción del espectador. Mastro y Greenberg (2000) recurrieron a la técnica de análisis de contenido con la que analizaron seis semanas televisivas en el año 1996 –la muestra analizada fue de 64 programas de la que se excluyeron los programas deportivos, de noticias y de asuntos públicos- emitidos en prime time –de 20:00 a 23:00 horas- de las cadenas ABC, CBS, FOX y NBC.

Además de analizar la representación de las minorías étnicas, el estudio se completó evaluando la violencia emitida, utilizando para ello el índice creado por Gerbner y Gross (1979) en una muestra de una semana. Al igual que los estudios precedentes, los personajes de ficción eran caucásicos y las minorías étnicas estaban infrarrepresentadas4 –en 1997 un 11% de la población era latina y su presencia en la televisión era de apenas un 3%, mientras que los asiáticos-americanos tenían menor presencia aun, ya que según los censos eran un 4% de la población pero solo aparecían un 1% en la televisión. Otras conclusiones importantes a las que Mastro y Greenberg llegaron fue que las apariciones de los personajes latinos estaban ligadas a delincuencia –aparecían en mayor frecuencia en programas más largos cuya temática estaba relacionada con los crímenes-, además de que sus temas de conversación se centraban en el crimen y la violencia en mayor proporción que los personajes de origen caucásico, quienes dedicaban más tiempo a hablar de temas profesionales y negocios. En cuanto a los afroamericanos, aparecían retratados de forma negativa con mayor frecuencia que los personajes latinos o caucásicos: aparecían como más perezosos, poco respetados, con una forma de vestir desaliñada y provocadora.

Greenberg, Mastro y Brand (2002) realizaron una revisión de las principales investigaciones realizadas en los últimos treinta años sobre las representaciones sociales de las minorías y los grupos étnicos en los medios de comunicación. Los primeros estudios sobre las representaciones de las minorías en el horario estelar de la televisión se centraron principalmente en las imágenes de los negros, ya que las representaciones de latinos, asiáticos y nativos americanos eran insignificantes, si es que estaban presentes. A diferencia de los negros, sin embargo, estos grupos aún no han alcanzado niveles paralelos de paridad en su presencia en la televisión. Por ejemplo, un estudio de las series de mayor audiencia en la temporada 2000-2001 encontró esta distribución por razas en los personajes principales: un 76% de blancos, un 18% de afroamericanos, un 2% de latinos, un 2% de asiáticos del Pacífico americano y un 0.2% de nativos americanos. La conclusión más importante a la que Greenberg, Mastro y Brand (2002) llegaron es que los grupos sociales más vulnerables suelen verse representados en los medios de una forma más negativa que los miembros de la mayoría. Esta representación, constante en el tiempo, unida a un consumo mediático intensivo por parte de los grupos mayoritarios, puede llevar a la generación de actitudes discriminatorias hacia dichas minorías y, en última instancia, al racismo.

Otro estudio relevante es el realizado por Mastro y Behm-Morawitz (2005) en el que, al igual que el precedente, analizaron la representación de los latinos pero en esta ocasión en el prime time televisivo de EE.UU. en la temporada televisiva de 2002. También en esta investigación se establecieron dos unidades de análisis: los personajes y las interacciones, lo que da lugar a un estudio más complejo y exhaustivo de la representación de los personajes latinos. Tras analizar la muestra de contenidos –se analizaron dos semanas de programas en horario de prime time en cinco cadenas de televisión (ABC, CBS, NBC, FOX y WB) entre octubre y noviembre de 2002 de la que se obtuvo una muestra de 67 programas de entretenimiento, 1.488 personajes y 2.107 interacciones entre personajes negros, latinos y blancos-, concluyeron que la participación de los latinos en la televisión en inglés era mínima comparada con el número de latinos que vivían en el país.

Además, los personajes latinos suelen estar asociados a imágenes con carga sexual, violentas y con ocupaciones laborales de bajo nivel, como sirvientas. En su investigación, que sigue los postulados de la teoría del cultivo y la teoría de la identidad social, Mastro y Behm-Morawitz indican que si uno ve mucho estas imágenes cree que esta es la realidad de los latinos, además de que su percepción frente a este grupo es negativa, cultivando percepciones tales como, por ejemplo, la de pensar que poseen una mala actitud o que son más propensos a cometer crímenes. Esta percepción también depende del contacto que los televidentes anglosajones tengan con latinos en la realidad y del tipo de personas con las que interactúan. Entre los estereotipos más conocidos respecto a los latinos se encuentra el del “latin lover” o amante latino, seguido de otros que los vinculan a bandas criminales y a trabajados relacionados con la limpieza o servicios domésticos.

Mastro y Behm-Morawitz (2005) indican que, si bien algunos estereotipos, generalmente relacionados con los latinos, están desapareciendo de la televisión estadounidense, aún hay algunos que perduran y se asientan en la memoria colectiva de los espectadores. Desde la perspectiva teórica de la teoría del cultivo y de la teoría de la identidad social, estas imágenes pueden contribuir al fomento de los estereotipos sobre los latinos y a fomentar actitudes prejuiciosas hacia estos por parte de miembros del exogrupo, lo que podría establecer diferencias injustificadas de estado para la utilización en contextos intergrupales. El estudio realizado por estas investigadoras indica que las características asociadas a los latinos son menos favorables que las asociadas a los negros o los blancos. Por ejemplo, los hombres latinos tenían ocupaciones de menor responsabilidad, aunque esta tendencia parece estar disminuyendo, o vestían de forma más inadecuada, eran menos inteligentes, además de estar ligados a tramas relacionadas con violencia. Mastro y Behm-Morawitz indicaron que hay personas que no tienen ningún contacto con minorías en la realidad, por lo que estas imágenes influyen mucho más, siendo además un factor influyente la cantidad de consumo televisivo que estas personas realicen.

Tras realizar este estudio y otros anteriores, Mastro (2009b) indica que la imagen de las minorías étnicas e inmigrantes en los contenidos televisivos de ficción contribuye a la construcción y/o mantenimiento de los estereotipos y del prejuicio, además de una imagen distorsionada y estereotípica de las minorías étnicas que en la televisión se ofrece.

Otro estudio es el realizado por Harwood y Anderson (2002). En este, no se analizaron las guías de programación ni las biblias de los programas, sino se analizó un episodio de cada programa de ficción –en total formaron parte de la muestra 71 episodios en el que se identificaron 835 personajes- en horario de prime time de las cadenas ABC, CBS, FOX y NBC en el período temporal del 15 de marzo al 12 de mayo de 1999.

Aunque cuantitativamente el número de personajes analizados es menor que en el estudio de Greenberg y Collette (1997), se analizó al personaje en su contexto y no su descripción en un papel. En lo que se refiere al grupo étnico, Harwood y Anderson llegaron a similares conclusiones que Greenberg y Colette: la presencia de personajes blancos en la ficción es mayor que el censo poblacional –en la muestra ficcional los personajes blancos es del 82.9% (n=692) frente a los 69.1% censados en los EE.UU. en 1999-. Además, se observó una infrarrepresentación de los personajes latinos, de los negros y asiáticos. Cuando los investigadores han realizado comparaciones entre los diferentes grupos étnicos, han señalado que existen diferencias significativas en su representación, de manera que los personajes latinos (M = 10.73, DT = 2.12) fueron puntuados significativamente menos positivamente que los otros grupos (blancos, M = 11.74, DT = 1.46; negro, M = 11.85, DT = 0.97; asiático, M = 11.59, DT = 1.01). Además, los personajes latinos aparecían en mayor proporción que otras etnias con representaciones negativas.

Gracias al estudio de Entman y Rojecki (2000) se puede trazar una retrospectiva sobre el tratamiento dado en los medios de comunicación a las personas de raza negra ya que, como señalan los propios autores, los estadounidenses blancos viven en una sociedad segregada donde no se establecen relaciones personales con las personas negras y donde el contacto que tienen con ellas se da a través de la imagen de los medios de comunicación. Entman y Rojecki no solo analizaron los medios de comunicación y en especial la televisión como barómetros de las relaciones raciales, sino que exploraron los mensajes dados por la industria del entretenimiento, desde series, películas, anuncios, etc. Tras su análisis, los autores señalaron que si bien los medios no promueven intencionalmente el racismo, sí promueven un modelo sutil de imágenes en la que los blancos se encuentran en una jerarquía social superior a los negros, promoviendo el sentido de la diferencia y el conflicto. Por ejemplo, en las comedias los personajes negros rara vez tienen contacto amistoso con sus colegas blancos, reforzando la distancia social de la vida real.

El estudio realizado por Koeman, Peeters y D’Haenens (2007) examinó las televisiones públicas comerciales de los Países Bajos para comprobar si asumían su responsabilidad social hacia una sociedad plural. Los investigadores han hecho un análisis de contenido para comprobar la diversidad representada en televisión, realizando un enfoque particular en el género, la edad y el origen étnico. Para la muestra se han analizado un total de nueve canales de televisión holandeses entre los que se encuentran los tres canales públicos (Nederland 1, 2 y 3) y seis canales comerciales (RTL4, RTL5 Yorin, SBS6, Net5 y Veronica) cuya cuota de pantalla alcanza el 89%. La muestra analizada estaba comprendida entre el 28 de febrero hasta el 5 de abril de 2005 en horario de prime time ya que, según señalan los investigadores, el 76% del tiempo de visualización de las personas a partir de seis años en adelante transcurre entre las 18:00 y 24:00 horas en el año 2005.

La muestra final estuvo compuesta por 104 horas de programas de televisiones públicas y 124 de programas de cadenas privadas, excluyendo en ambos casos los anuncios. En lo que respecta al número de programas, han sido analizados 481, de los cuales 250 son de cadenas públicas y 231 de privadas. El 71% de la muestra analizada son contenidos no ficcionales. La muestra fue analizada en tres niveles: programación general, programas de no-ficción y personajes. Para poder analizar los personajes, se elaboró un libro de códigos mediante el cual se podían evaluar once variables –género, edad, etnia, idioma, acento, estado civil, etc.- aunque en la práctica los investigadores trabajaron género, edad y origen étnico. El número total de personajes analizados es de 5.224, repartidos en función de género: programas de entretenimiento (861); programas de ficción (592); información/educación (3.081); programas infantiles (322); y deportes (36).

Koeman, Peeters y D’Haenes (2007) han indicado que el origen étnico resultó ser una variable difícil de estimar visualmente. Para ello, establecieron una serie de clasificaciones con el fin de clarificar las identidades. Dado que es muy difícil determinar el origen natal de las personas que aparecen en televisión, la identidad se estimó en base a la visibilidad: características biológicas y físicas como color de piel, tipo de cabello, forma de los ojos, etc., y características culturales, por ejemplo la ropa, el nombre y el acento. El trabajo de codificación se llevó a cabo por 26 estudiantes de tercer y cuarto año de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Lovaina (Bélgica). La fiabilidad intercodificadores de las características del programa fue de .99, medida con la pi de Scott, y la del origen étnico fue de .68.

Una vez identificados los orígenes de las personas de la muestra, los investigadores señalaron que ocho de cada diez personajes en la televisión holandesa se clasificaron como “blanco”, el 20% restante consistió en “no-blancos” (10.3%) o “diferente/desconocido” (8.2%). Además, en la investigación se tuvieron en cuenta otros elementos de análisis como el lenguaje y el acento. El uso del holandés era más frecuente en los canales públicos –un 87.1%- frente a los privados –un 65.3%-, dato que cambiaba cuando se trataba de ficción, donde el idioma más común es el inglés.

Koeman, Peeters y D’Haenes (2007), en su análisis de contenido de la televisión holandesa, comprobaron que había una sobre-representación de personajes de origen caucásico y una subrepresentación de los inmigrantes a pesar de la gran diversidad social del país. Por ejemplo, en los programas de ficción se detectó un 83.8% de personajes blancos, un 3.4% de nativos americanos, un 10% de negros, un 0.5% de mediterráneos, un 1.4% de asiáticos y un 1% que no pudieron ser identificados. Si se comparaba con las cifras de los programas de información/educación donde se analizó un mayor número de personas –un 58.9% de la muestra total- las cifras eran similares: un 79.9% son blancos; un 0.9% nativos americanos; un 2.2% negros; un 4.5% mediterráneos; un 2.6% asiáticos; y un 9.9% no pudieron ser identificados. Gracias a este estudio, Koeman, Peeters y D’Haenes pudieron demostrar que no había diversidad étnica en la televisión holandesa, a la vista de los datos obtenidos.

Históricamente, la investigación realizada con la técnica de análisis de contenido ha señalado las diferencias en la representación de los personajes latinos en los medios de comunicación de los Estados Unidos (B. S. Greenberg et al., 2002a), así como la naturaleza estereotipada de estas representaciones. Así, Mastro y Ortiz (2008) han realizado un estudio basado en el análisis de contenido de los grupos sociales en prime time, pero esta vez se ha centrado en la televisión en español en EE.UU. en el año 2004. En este caso, lo que se quiso analizar fue la imagen que los personajes latinos tenían en los programas realizados para la población hispanohablante de EE.UU. De nuevo recurrieron a la técnica de análisis de contenido y analizaron una semana de televisión compuesta a partir de una muestra aleatoria de la programación de las cuatro principales cadenas en español (Azteca América, Telefutura, Telemundo y Univision). La muestra estuvo formada por 36 programas de ficción con 308 personajes que fueron analizados en dos niveles: sus características/atributos y sus interacciones, lo que supuso una novedad en la investigación en este campo ya que se analizaba no solo cómo los personajes estaban representados sino también cómo se relacionaban con los otros personajes.

Una vez analizada la distribución de los personajes por cadenas –el 40.6% aparecía en Telemundo, el 33.8% en Univision, el 22.7% en Azteca América y el 2.9% en Telefutura- se analizaron las características e interacciones. Así, los personajes inmigrantes están representados en la mayoría de las ocasiones –un 36%- en contextos donde hay problemas familiares que en contextos laborales –un 14%-. Además, un 23% de los personajes aparecen desempeñando roles de servicio doméstico y un 3.6% en ocupaciones relacionadas con el sistema legal. Además, mediante un análisis chi-cuadrado, se detectó que había diferencias significativas en la ocupación, diferencias basadas en el género del personaje, donde los hombres ocupaban con mayor frecuencia papeles relacionados con el mundo laboral y de poder que las mujeres. Estas, por el contrario, ocupaban en mayor medida papeles de amas de casa y servicio doméstico.

Con lo que respecta a las interacciones, no se detectaron diferencias significativas entre el género y la edad, pero sí entre el estatus y el género, ya que los hombres con un estatus social más elevado realizaron interacciones más negativas con las mujeres. También se detectaron mayores niveles de agresión verbal en los personajes de tez más oscura.

Conclusión

Una parte central de este artículo se ha encargado de analizar diferentes estudios realizados sobre la representación de las minorías en televisión. Si bien es cierto que la mayoría de las investigaciones realizadas ha analizado la imagen de las minorías étnicas en los medios informativos, era prioritario revisar las que se han centrado en estudiar la ficción televisiva, menos numerosas pero unas de las más relevantes.

En primer lugar, se ha realizado un recorrido por las investigaciones internacionales más relevantes. Las principales conclusiones a las que se han llegado tras analizar la ficción televisiva de EE.UU. son la existencia de una baja presencia de personajes pertenecientes a las minorías étnicas en los contenidos de ficción analizados, así como la visión distorsionada y estereotípica con la que son representados (D. Mastro, 2009a, 2009b). Además, se ha comprobado que existe una infrarrepresentación de las minorías étnicas –por ejemplo, los personajes de origen latino solo comprendían el 3.9% de los personajes, a pesar de constituir la minoría más grande en dicho país, el 12.5%- y una suprarepresentación de los personajes blancos –aparecían en televisión en mayor proporción (80.4%) de lo que les correspondería en función de su peso demográfico en la sociedad (69.1%)- y de los afroamericanos, aunque sea de forma más ligera –en la ficción televisiva había un 13.8% personajes de raza negra, siendo su peso demográfico del 12.3%-, (D. Mastro & Behm-Morawitz, 2005). Del estudio se deduce que los personajes de minorías étnicas suelen ocupar papeles poco relevantes en los programas de ficción (B. S. Greenberg & Collette, 1997; D. E. Mastro & Greenberg, 2000). Ciertos aspectos como la violencia, el crimen y el delito están fuertemente asociados en Estados Unidos a las minorías étnicas, en especial a los latinos y a los afroamericanos (Entman & Rojecki, 2000).

Este artículo se ha centrado en la literatura académica estadounidense sobre esta temática, por lo que se tendría que estudiar cómo es la representación que la ficción televisiva ofrece de las minorías étnicas. También sería interesante realizar un meta-análisis de todos los estudios que pudiese ofrecer datos cuantitativos sobre estos estudios. Así mismo sería enriquecedor comparar estos estudios con otros estudios de recepción que permitan extraer conclusiones sobre cómo afecta al espectador, a la hora de conferir su propia opinión sobre las minorías, la forma en la que están representadas.

Tabla 1. Principales estudios realizados sobre la representación de las minorías étnicas e inmigrantes en la ficción televisiva

Estudio

Autores y año

Tipo de estudio

Tema

Muestra

Unidad de análisis

Nº de personajes analizados

Nº de variables

Fiabilidad intercodificadores

Principales resultados

The Changing Faces on TV: A Demographic Analysis of Network Television’s New Seasons, 1966-1992

Bradley S. Greenberg y Larry Collette (1997)

De carácter longitudinal

Análisis de la demografía televisiva

1.757 personajes de la programación televisiva entre 1966 y 1992

Personajes. El texto descriptivo de las guías de programación y el material gráfico de cada programa

1.757

Género, edad, raza/etnia y ocupación

Género: 1.00
Edad: .91
Raza/etnia: .98
Ocupación: .86

Demografía representada:
Blancos: 88%
Afroamericanos: 10%
Hispanos, asiáticos y americanos nativos: menos del 1%

The Portrayal of Racial Minorities on Prime Time Television

Dana Mastro y Bradley S. Greenberg (2000)

Análisis de contenido

Análisis de las minorías étnicas

Seis semanas televisivas en el año 1996. Se analizaron 64 programas, excluyendo programas deportivos, de noticias y de asuntos públicos, emitidos en prime time de las cadenas ABC, CBS, FOX y NBC

Programa

 

Género, edad, raza/etnia, ocupación, temas de conversación, forma de vestir, características físicas, etc.

Media de las variables: .8

-            Infrarrepresentación de las minorías étnicas e inmigrantes.
-           Los personajes latinos estaban ligados a delincuencia, con temas de conversación centrados en el crimen y la violencia
-           Los afroamericanos, aparecían retratados de forma negativa con mayor frecuencia que los personajes latinos o caucásicos

Latino representation on primetime television

Dana E. Mastro y Elizabeth Behm-Morawitz (2002)

Análisis de contenido

La representación de los latinos en el prime time televisivo de EE.UU. en el año 2002

67 programas de entretenimiento, 1.488 personajes y 2.107 interacciones

Los personajes y las interacciones

1.488 personajes

Género, edad, raza/etnia, ocupación, estatus socioeconómico, autoridad, rol, temperamento, etc.

Género programa: 1.00
Rol: .83
Ocupación: .92
Estatus socioeconómico: .86
Autoridad laboral: .92
Autoridad social: .84
Raza/etnia: .92
Edad: .88
Género: 1.00

La participación de los latinos en televisión en inglés era mínima comparada con la demografía real.
Los personajes latinos suelen estar asociados a imágenes con carga sexual, violentas y con ocupaciones laborales de bajo nivel, como sirvientas

The presence and portrayal of social groups on prime-time television

Jake Harwood y Karen Anderson (2002)

Análisis de contenido

La representación de los grupos sociales en el prime-time

71 episodios de prime time de las cadenas ABC, CBS, FOX y NBC (15 de marzo al 12 de mayo de 1999)

Personaje

835 personajes

Género, origen étnico, edad, rol narrativo, atractivo, forma de vestir, personalidad, función en la historia, etc.

Género: 1.00
Origen étnico: .91
Edad: .77
Rol narrativo: .74
etc.

- Suprarepresentación de personajes blancos
- Infrarrepresentación de los personajes latinos, de los negros y asiáticos
- Existen diferencias significativas en su representación. Así, los personajes latinos fueron puntuados significativamente menos positivamente que los otros grupos
- Los personajes latinos aparecían en mayor proporción que otras etnias con representaciones negativas

The black image in the white mind

Robert Entman y Rojecki Andrew (2002)

Revisión de estudios

El tratamiento dado en los medios de comunicación a las personas de raza negra

 

Los medios de comunicación y los mensajes dados por la industria del entretenimiento

 

Género, edad, raza/etnia, idioma, acento, estado civil, etc.

 

Los medios promueven un modelo sutil de imágenes en la que los blancos se encuentran en una jerarquía social superior a los negros, promoviendo el sentido de la diferencia y el conflicto

Diversity Monitor 2005: Diversity as a quality aspect of television in the Netherlands

Joyce Koeman, Allerd Peeters y Leen D’Haenens (2007)

Análisis de contenido

Analizar la diversidad representada en las televisiones públicas de los Países Bajos

104 horas de programas de televisiones públicas y 124 de programas de cadenas privadas. 481 programas

Tres unidades: programación general, programas de no-ficción y personajes

5.224

Características del programa, género, origen étnico, etc.

Características del programa: .99
Origen étnico: .68.

- Sobre-representación de personajes de origen caucásico y una sub-representación de los inmigrantes
- No había diversidad étnica en la televisión holandesa

A Content analysiss of social sroups in prime-time spanish-language television.

Dana Masto y Michelle Ortiz (2008)

Análisis de contenido

Analizar la imagen de los personajes latinos en los programas realizados para la población hispanohablante de EE.UU.

Una semana de televisión compuesta de las cuatro principales cadenas en español (Azteca América, Telefutura, Telemundo y Univision): 36 programas y 308 personajes

Personaje en dos niveles: características/atributos e interacciones

308

Información demográfica, atributos psíquicos, modo de hablar, tipos de interacciones, etc.

Género: .95
Edad: .93
Ocupación: .85
Agresividad: .90
Temas de conversación: .97
Etc.

- Los personajes inmigrantes están representados en la mayoría de las ocasiones en contextos donde hay problemas familiares que en contextos laborales
- Mayores niveles de agresión verbal en los personajes de tez más oscura

Fuente: Elaboración propia

 

Bibliografía

Álvarez Gálvez, J. (2010). Inmigración e imágenes mediáticas: análisis cualitativo de la autopercepción de los inmigrantes. Mediaciones Sociales, (6), 93 – 119.

Appadurai, A. (1996). Modernity al large: cultural dimensions of globalization. Minneapolis; London: University of Minnesota Press.

Atkin, D. (1992). An Analysis of Television Series with Minority-Lead Characters. Critical Studies In Mass Communication, 9(4), 337.

Ball-Rokeach, S. J. (1985). The origins of individual media-system dependency a sociological framework. Communication Research, 12(4), 485 – 510.

Ball-Rokeach, S. J., & DeFleur, M. L. (1976). A dependency model of mass-media effects. Communication Research, 3(1), 3 – 21.

Bañón, A. M. (1996). Racismo, discurso periodístico y didáctica de la lengua. Almería: Universidad de Almería, Servicio de Publicaciones.

Berry, G. L. (1980b). Television and Afro-Americans: Past legacy and present portrayals. En S. B. Withey & R. P. Abeles, Television and social behavior: beyond violence and children: a report of the Committee on Television and Social Behavior Social Science Research Council (pp. 231 – 248). Hillsdale, N.J.: L. Erlbaum Associates.

Brand, J. E., & Greenberg, B. (1996). Minorías y mass media: de los 70 a los 90. En B. Jennings & Z. Dolf (Eds.), Los efectos de los medios de comunicación : investigaciones y teorías (pp. 365 – 422). Barcelona: Paidós Ibérica.
Cea D’Ancona, M. A. (2004). La activación de la xenofobia en España. ¿Qué miden las encuestas? Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas : Siglo XXI.

Cea D’Ancona, M. Á. (2007). Inmigración, racismo y xenofobia en la España del nuevo contexto europeo. Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Subdirección General de Información Administrativa y Publicaciones.

Cea D’Ancona, M. A., & Valles Martínez, M. S. (2008). Evolución del racismo y la xenofobia en España: informe 2008. Madrid: Ministerio de Trabajo e Inmigración, Subdirección General de Información Administrativa y Publicaciones.

Cea D’Ancona, M. A., & Valles Martínez, M. S. (2009). Evolución del racismo y la xenofobia en España: informe 2009. Madrid: Gobierno de España, Ministerio de Trabajo e Inmigración : OBERAXE.

Checa, F., & Escobar, P. (1996). Inmigrantes africanos en la prensa diaria almeriense (1990-1994). De invasores e invadidos. En Congreso de Antropología Social, Instituto Aragonés de Antropología, Federación de Asociaciones de Antropología del Estado Español, & A. Kaplan (Eds.), Procesos migratorios y relaciones interétnicas (pp. 145 – 164). Zaragoza: Instituto Aragonés de Antropología - Federación de Asociaciones de Antropología del Estado Español.

Entman, R. M. (1992). Blacks in the news: Television, modern racism and cultural change. Journalism & Mass Communication Quarterly, 69(2), 341 – 361.

Entman, R. M., & Rojecki, A. (2000). The black image in the white mind : media and race in America. Chicago: University of Chicago Press.

Gerbner, G. (1993). Women and minorities on television: a study in casting and fate. Philadelphia: University of Pennsylvania, Annenberg School for Communication.

Gerbner, G., Gross, L. P., & Signorielli, N. (1979). Aging with television: images on television drama and conceptions of social reality ... Philadelphia: University of Pennsylvania, Annenberg School of Communications.

Gerbner, G., & Signorielli, N. (1979). Women and minorities in television drama, 1969-1978: a research report. Philadelphia: University of Pennsylvania, Annenberg School of Communications.

Granados, A. (1998). La imagen del inmigrante extranjero en la prensa española. ABC, Diario 16, El Mundo y El País (1985-1992). Granada: Universidad de Granada.

Granados, A. (2001). La construcción de la realidad de la inmigración: el inmigrante extranjero en la prensa de Andalucía. En Ajuntament de Terrassa (Ed.), I Jornades per a la Integracio, la Convivència i la Ciutadania: Terrassa, 2000. Terrassa: Ajuntament de Terrassa.

Greenberg, B. (1982). Television and role socialization: An overview. En D. Pearl, L. Bouthilet, & J. Lazar, Television and behavior: ten years of scientific progress and implications for the eighties (pp. 179 – 190). [S.l.]: U.S. Department of Health and Human Services [etc.].

Greenberg, B. S. (1980). Life on television: content analyses of U.S. TV drama. Norwood, N.J.: Ablex Pub. Corp.

Greenberg, B. S., & Collette, L. (1997). The changing faces on TV: A demographic analysis of network television’s new seasons, 1966–1992. Journal of Broadcasting & Electronic Media, 41(1), 1 – 13.

Greenberg, B. S., Mastro, D. E., & Brand, J. E. (2002). Minorities and the mass media: Television into the 21st century. En J. Bryant & D. Zillmann, Media effects advances in theory and research (pp. 333 – 351). Mahwah, N.J.: Lawrence Elbaum Associates.

Harwood, J., & Anderson, K. (2002). The presence and portrayal of social groups on prime‐time television. Communication Reports, 15(2), 81 – 97.

Igartua, J. J., & Muñiz, C. (2012). Encuadres noticiosos e inmigración: un análisis de contenido de la prensa y televisión españolas. Zer - Revista de Estudios de Comunicación, 9(16).

Igartua, J. J., Muñiz, C., & Cheng, L. (2005). La inmigración en la prensa española. Aportaciones empíricas y metodológicas desde la teoría del encuadre noticioso. Migraciones, 17, 143 – 181.

Igartua, J. J., Muñiz, C., Otero, J. A., & Montse De la Fuente, J. (2007). El tratamiento informativo de la inmigración en los medios de comunicación españoles. Un análisis de contenido desde la Teoría del Framing. Estudios Sobre El Mensaje Periodístico, (13), 91 – 110.

Kilman, L. (2012). Tendencias mundiales de la prensa: los periódicos siguen teniendo mayor alcance que Internet. World Association of Newspapers and News Publishers.

Koeman, J., Peeters, A., & D’Haenens, L. (2007). Diversity Monitor 2005. Diversity as a quality aspect of television in the Netherlands. Communications, 32(1), 97 – 121.

Lemon, J. (1977). Women and Blacks on Prime-Time Television. Journal of Communication, 27(4), 70–79.

Luhmann, N. (2000). The reality of the mass media. Stanford: Stanford University Press.

Mastro, D. (2009a). Effects of racial and ethnic stereotyping. En J. Bryant & M. B. Oliver, Media Effects: Advances in Theory and Research, 3rd Edition (3rd edition., pp. 325 – 341). New York: Routledge.

Mastro, D. (2009b). Racial/ethnic stereotyping and the media. En R. L. Nabi & M. B. Oliver (Eds.), The SAGE handbook of media processes and effects (pp. 377 – 391). Thousand Oaks, Calif.: SAGE Publications, Inc.

Mastro, D., & Behm-Morawitz, E. (2005). Latino representation on primetime television. Journalism & Mass Communication Quarterly, 82(1), 110–130.

Mastro, D. E., & Greenberg, B. S. (2000). The portrayal of racial minorities on prime time television. Journal of Broadcasting & Electronic Media, 44(4), 690–703.

Mastro, D. E., & Ortiz, M. (2008). A content analysis of social groups in prime-time Spanish-language television. Journal of Broadcasting & Electronic Media, 52(1), 101–118.

McConahay, J. B., & Hough, J. C. (1976). Symbolic racism. Journal of Social Issues, 32(2), 23 – 45.

Moscovici, S., & Hewstone, M. (1988). De la ciencia al sentido común. En S. Moscovici, Psicología social. II, Pensamiento y vida social, psicología social y problemas sociales. Barcelona: Paidós.

Ramírez Berg, C. (2002). Latino images in film stereotypes, subversion, resistance. Austin, TX: University of Texas Press.

Roberts, C. (1970). The portrayal of blacks on network television. Journal of Broadcasting Journal of Broadcasting, 15(1), 45–54.

Rodrigo Alsina, M. (1999). Comunicación intercultural. Barcelona: Anthropos.

Santamaría, E. (2002). La incógnita del extraño: una aproximación a la significación sociológica de la “inmigración no comunitaria.” Barcelona: Anthropos.
Signorielli, N. (1984). The demography of the television world. En Gabriele Melischek, K. E. Rosengren, & J. Stappers (Eds.), Cultural indicators: an international symposium (pp. 53 – 73). Wien: Verlag der Österreichischen Akademie der Wissenschaften.

Smitherman, G., & Van Dijk, T. (1988). Discourses and Discrimination. Detroit: Wayne State University Press.

Tamborini, R., Mastro, D. E., Chory-Assad, R. M., & Huang, R. H. (2000). The Color of Crime and the Court: A Content Analysis of Minority Respresentation on Television. Journalism & Mass Communication Quarterly, 77(3), 639 – 653.

Valles Martínez, M. S., Cea D’Ancona, M. A., & Izquierdo Escribano, A. (1999). Las encuestas sobre inmigración en España y Europa: tópicos, medios de comunicación y política migratoria. Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Secretaría General de Asuntos Sociales, Instituto de Migraciones y Servicios Sociales.

Van Dijk, T. A. (1991). Racism and the Press. London; New York: Routledge.

Van Dijk, T. A. (2003). Ideología y discurso: una introducción multidisciplinaria. Barcelona: Ariel.

Van Dijk, T. A. (2008). Racismo, prensa e Islam. Derechos Humanos, 5, 18–20.

Wagner, W., Holtz, P., & Kashima, Y. (2009). Construction and deconstruction of essence in representating social groups: Identity projects, stereotyping, and racism. Journal for the Theory of Social Behaviour, 39(3), 363 – 383.

 

Referencias

1 Así en España se han realizado diversos estudios que han analizado este fenómeno (Bañón, 1996; M. A. Cea D’Ancona & Valles Martínez, 2009, 2008; M. Á. Cea D’Ancona, 2007; M. A. Cea D’Ancona, 2004; Checa & Escobar, 1996; Granados, 1998, 2001; Juan J. Igartua & Muñiz, 2012; Juan José Igartua, Muñiz, & Cheng, 2005; Juan José Igartua, Muñiz, Otero, & Montse De la Fuente, 2007; Rodrigo Alsina, 1999; Santamaría, 2002; Valles Martínez, Cea D’Ancona, & Izquierdo Escribano, 1999; Van Dijk, 1991, 2003; Entre otros).

2 En un estudio realizado por la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA) se indica que la televisión sigue siendo el medio dominante en Estados Unidos y que el tiempo dedicado a los periódicos es relativamente bajo –comparándose con otros medios y sus ingresos publicitarios– si se tiene en cuenta su impacto e influencia en la sociedad (Kilman, 2012).

3 En 1960 el porcentaje de personajes negros era del 6%, en 1970 sufre un ligero incremento hasta llegar al 8%, en 1980, el porcentaje es del 12% y en los tres últimos años de la década de 1990 el porcentaje alcanzó el 14%. Después de décadas de aparecer subrepresentados en el universo mediático, el censo mediático y real se equipara –el porcentaje de personas de raza negra censados en EE.UU. en esa época es del 12%-.

4 El panorama racial encontrado en los programas es el siguiente: el 80% de los personajes principales y secundarios eran caucásicos (n = 452), realizando en el 52% de los casos papeles principales; el 16% eran afroamericanos (n = 88) y el 56% de ellos estaban en los papeles principales; el 3% eran latinos (n = 18) y el 44% de ellos estaban en los papeles principales; y, por último, el 1% eran asiáticos americano (n = 8). En el estudio realizado no se encontraron personajes nativos americanos.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2014 Chasqui. Revista Latinoamericana de Comunicación

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

convocatorias

Es una edición cuatrimestral creada y editada por CIESPAL.
Av. Diego de Almagro N32-133 y Andrade Marín.
Quito-Ecuador.

Síguenos en:

convocatorias

convocatorias

Revista Chasqui 2018
está bajo Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.